Viajar con niños

Viajar con niños puede ser una auténtica locura pero si te organizas un poco y suspiras un par de veces antes de emprender el viaje de vacaciones, todo saldrá bien. ¿Necesitas algún consejo más? ¡Ahí van!

1. Escoge bien el destino. Todo lo que sea salir de la rutina y de casa será bueno pero para los niños puede que sea un cambio demasiado brusco. Depende del destino que escojáis puede que la emoción y la excitación de salir de vacaciones los tengan como una moto todo el viaje. Si el destino no les gusta o no entienden muy bien dónde vais, posiblemente lleguen los “¿cuánto falta?, me aburro, ¿y a dónde decís que vamos?, no quiero ir…”

Lo dicho, seleccionad un sitio en el que todos tengáis la opción de desconectar y hacer algo interesante que os divierta.

2. Planead la ruta de viaje, especialmente el día de ida y el de vuelta. Todo depende de la edad de vuestros hijos pero los siguiente trucos adaptados a cada edad os pueden servir: Revidad los horarios de salida e intentad que no coincidan con las horas críticas de sueño o hambre, serán rabieta asegurada. Comprad algún juguete o detalle nuevo y diferente que los peques puedan descubrir y entretenerse un rato durante el viaje. Llevad siempre algo de agua y algún snack o bocadillo. Escoged ropa cómoda, con la que puedan estar de arriba abajo sin que nada les apriete o incomode, si quieren dormir que puedan hacerlo, si tienen que descalzarse en los controles de seguridad que sea rápido hacerlo, etc.

3. Preparad actividades y rutas para el viaje alternativas. Intentad hacer durante el día alguna actividad para mayores y otra para niños, o por lo menos alternad los días para que todos podáis disfrutar de las vacaciones. Tened preparadas opciones alternativas por si el clima o cualquier otra circunstancia os impiden seguir el planning. Si vuestros hijos son más mayores podéis involucrarlos y dejarles que opinen sobre el destino y los lugares que quieren visitar. Podéis buscarlo todo en Internet, información, fotos, vídeos, para ver si les genera interés descubrir en persona todo lo que ven en la pantalla.

4. La elección del hotel o alojamiento también son importantes. Escoged un sitio en el que todos os podáis sentir cómodos. Por ejemplo un hotel con spa y miniclub o piscina, así mayores y pequeños tendréis algo que hacer. Un agroturismo o casa rural con granja, excursiones a caballo o en quad. Un hotel céntrico cerca de un centro comercial, museos o zonas de interés cultural. O tal vez uno más alejado pero cerca de un parque de atracciones.

5. Transporte. Dependiendo del destino escogido y la edad de los niños necesitaréis moveros de una forma u otra: coche, metro, autobús. Pensadlo bien, si son pequeños y necesitáis llevar muchos trastos, posiblemente os venga mejor alquilar un coche en el que podáis llevar todo lo necesario y trasladaros a vuestro ritmo. Si ya son más mayores y aguantan bien el ajetreo, puede que el transporte público sea una opción fácil y económica. Recordad revisar todo el tema de normativa de seguridad, sillas según el peso y estatura de cada niño, etc.

Si tenéis dudas y queréis estar tranquilos y seguros durante el viaje, os aconsejamos que contactéis con nuestras agencias de Viajes Es Freus. Os prepararemos el viaje acorde a vuestras necesidades y os aconsejaremos según nuestra experiencia de más de 25 años vendiendo viajes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad